lunes, 18 de abril de 2011

Vig Bay 2011. 21.1 Km


Grandes Estrategas


El pasado domingo, 10 de abril de 2011, se celebró una nueva edición de la prestigiosa carrera pedestre Vig Bay, media maratón que enlaza las localidades de Vigo y Bayona.

Como no podía ser de otra manera hubo presencia Baobab, pero este año, de acuerdo con la nueva política de la presidencia, no fue meramente testimonial, sino que consistió en una selección de los atletas más en forma del laureado club. Así acudieron a la ciudad olívica Marcos, Nacho, Javier y Ramón, David y Santi. Suficiente para escribir un nuevo capítulo en letras de oro en el libro de gestas del club.

Pero empecemos la crónica recordando las ausencias más significativas, en todos los casos víctimas de trastornos fisiológicos, ya que por su voluntad bien habrían pateado las doradas arenas de Bayona:

Los análisis de orina de Daniel, nuestro laureado y desmelenado delfín, vienen arrojando desde antes de la carrera de Lugo unos niveles de testosterona mínimos. Parece ser que las glándulas productoras de esta hormona se le han reducido al tamaño de dos canicas. Obviamente está en observación, pero hasta que no se encuentre la causa de sus males no va a tomar participación en las próximas carreras. No obstante el espíritu solidario sigue dominando sus acciones y pudo acercarse a hacer entrega de su elástica baobab a David en los minutos previos a la carrera. Lamentablemente el presidente hubo de recriminarle a Daniel que, aunque era de agradecer su gesto, era obligatorio entregar la camiseta lavada, sin olor y sin mácula.


- No importa, espetó el prestatario David, soy inglés.

Daniel se despidió con lágrimas en los ojos de sus compañeros antes de iniciar su viaje a Valenca, en cuya fortaleza se recluyó durante toda la jornada para aprovisionarse de toallas, albornoces, pantuflas, e incluso, un gorro de baño de señora de goma adornado con florecillas del mismo material ergonómico. Por supuesto, rosa.

No menos misterioso es el caso de Nachete. Intermitentemente cada siete días, coincidiendo con la mañana del domingo, sus constantes se vienen abajo: boca seca y pastosa, babilla blanca en la comisura de los labios, dolor agudo en temporales y occipital, dolores musculares, alitosis severa e irritación ocular. Recuerda el cronista que la última vez que se encontró con Nachete fue en un bar de tertulia, en torno a las tres de la madrugada de un sábado. Ya en ese momento Nachete mostraba extraños síntomas que preludiaban su dolencia: Dificultades en la expresión oral, inestabilidad, exaltación de la amistad que y expresiones delirantes -" Fallia pedddo je yevo". Si bien cualquier persona ajena a la ciencia de Galeno podría creer que se trata de los síntomas propios de una ingesta excesiva de destilados, el diagnóstico de este cronista, que aunque no lo parezca sólo posee conocimientos médicos primarios, se acerca más al padecimiento de algún virus más bien de tipo vírico.

Y como no hay dos sin tres, otro atleta como la copa de un pino, Joaquín, también causó baja en la carrera, y maldita sea su suerte, también por causas físicas. Esta vez fue su famosa rodilla de cristal la que le ha traicionado. Desde la hinchazón que padece desde hace semanas se ha perdido, no sólo la Vig Bay, sino también otras tres triatlones, dos maratones y un Iron Man. Es digno de ver cómo se revuelve este tigre impotente en su butaca y con qué resignación observa cómo van pasando las más duras pruebas y se reparten las medallas deportistas con mucho menos mérito que él, si bien es cierto que la última vez que se le vio correr fue en bombachos y para no quedarse sin el álbum de cromos de los Chipiritifláuticos.

Vayamos a la carrera. Acerquémonos a ella con la prontitud anhelada por los lectores socios Baobabs. Despojemos la crónica de contenidos vacuos y de humo de paja y centremos con celeridad lo que sin la más mínima duda debería ser el epicentro de este capítulo.

El Presidente era una incógnita desde el punto de vista estratégico. Su juventud, sólo tiene 49 años, y el hecho de que en círculos reducidos en más de una ocasión reconociera que su única experiencia en este campo de la estrategia se reduce a cuando, de estudiante, preparaba los aviones para irse de los bares sin pagar las copas, generaba cierta desconfianza. Sin embargo su planteamiento, aunque revolucionario, se mostró a la postre exitoso. Básicamente se apoyó en tres principios: colocar a alguien entre los medallistas, dominar el centro del pelotón y proteger la cola del mismo.

Para ello contaba con Marcos, chavalín con poca experiencia en este mundo de las carreras.


Sin embargo Santi había visto algo que otros no podían ver. Confió en él y acertó, pues Marcos se trajo una medalla de bronce del tamaño de un sol.


Si Valdano descubrió a Raul, Guardiola a Messi, Santiago ha hecho lo propio con Marcos: 1 h. y 10 minutitos para recorrer los 21 kilómetros del ala. Enhorabuena muchacho. Sigue con esta gente y llegarás lejos.

¿Cómo se desarrolló la lucha en el centro de la carrera? Hagamos previamente una reflexión acerca de las sagas familiares en el deporte: Hemos conocido en atletismo a los hermanos Castro, en baloncesto a los hermanos Gasol. En otro orden hemos oido hablar de los hermanos Sánchez Vicario, de los hermanos Calatrava y ahora suena otro apellido dominante: los Carral. Digamos que Javier, el hombre bala, salió como si hubiera visto al sastre.


Su primo, Ramón le secundaba, más por si necesitara de asistencia facultativa que por otro motivo.


Resumimos la carrera en cifras: 1h 50 para Javier. 1 h y 53 para Ramón. Y aún querían echar un futbito al acabar.

David y Santi. Vaya tomate. Hacía años... Expliquemos primero lo que es la goma en una carrera: consiste en un movimiento táctico en el que el corredor deja que sus rivales se alejen, para luego cazarles otra vez. Se suele hacer repetidamente para crear desconcierto. David y Santiago hicieron lo que los puristas denominan como "media goma", que consiste en hacer sólo el primer movimiento de la misma, osea, dejar que sus rivales se alejen, pero sin volver a verles el pelo en toda la carrera.


Una vez que se alejó un primer grupo de 4.000 unidades, estabilizaron su ritmo para, a la vez que dominaban la cola del pelotón (recordemos a aquel veterano Baobab, Nacho, auténtico maestro en estas lides), iniciar una batalla fraticida que se recordará en los anales de la Vig Bay. Mientras David golpeaba con duros tirones, intento de robo de una bicicleta de un miembro de la Peña Cicloturista Los Manolos, sustracción del agua del rival y otras maniobras, Santi optó por dormir al rival con el "Cultivo del Batato en Mesoamérica en el siglo XVII". Fracasdo su intento optó por los chistes de mariquitas. Pero David se mostraba incólume. Ninguno de los dos conseguía despegarse del otro. Lógicamente este forcejeo les acarreó el pago de un precio, y fue que pusieron en bandeja la cabeza de la cola del pelotón al equipo de la Asociación de Jubiladas de Tallas Especiales Vestidas de Verde que en un largo sprint final dejaron sentados a nuetros dos Baobabs.


Durante la carrera se vivieron momentos de tensión y riesgo severo, dado que la moto escoba estuvo por tres veces a punto de atropellar a nuestro compañeros.


Un auténtico momento olímpico se vivió cuando, a falta de 300 metros, David confundió una grua con la línea de meta, y se abrazó a Santiago para hacer juntos el final de carrera, en sana camaradería. Comoquiera que iban con el paso desacompasado se dieron varios cabezazos y trastabillaban con cada zancada que daban. A los 30 metros de ir haciendo el ganso los dos palomos se cayeron de la burra, separarándose como quien no quiere la cosa. El público, generoso, hizo como que no miraba. Sin embargo alguien sí vió la operación y la grabó en su memoria: Nacho López, que no hizo luego otra cosa que recordarsela a sus cortados protagonistas y a todo el que quisiera escucharla. Han pasado siete días desde la vergonzosa situación y se sigue oyendo su voz:

-Lo más gracioso fue cuando estos dos se agarraron para entrar en la meta juntos y se habían equivocado por trescientos metros. !Qué bueno! Iban como dos payasos con zapatones. !Qué risa!. Y luego cuando se dieron cuenta y se soltaron...aquello era para mirar a otro lado. Nunca he pasado tanta vergüenza ajena.

A David y a Santi sólo les toca sonreir como si les hiciera gracia.

Al final no les fue tan mal, dado que tembién bajaron de las dos horas: 1hora, 65 minutos y 24 segundos exactos para los dos combatientes.



Después de las celebraciones y entrega de medallas ...


... a la ducha. Desplazamiento del equipo Baobab a los grifos de la playa de Samil. Aunque es fácil caer en una situación así en la vulgaridad, los Baobabs convirtieron su aseo público en un acto discreto y hasta elegante.


David, que al principio se resistía -No me ducho. Yo soy inglés- tuvo que ceder y con unos calzoncillos tipo Torrente hizo las delicias de algunas jovencitas de 60 años que paseaban por allí. Santiago, Javier y Ramón se prepararon también para estar a la altura del almuerzo de gala con que les homenajeaba la organización del club.

El almuerzo fue frugal, no así el bebercio. Se desarrolló en el Náutico de Bayona y asistieron, aparte de los Baobabs ya mencionados las bellas damas Mercedes Crespi, de López y García, D. Ignacio y Mrs Julie Andrews, Sra. de Wornham, Mr. David.

Amenizó la comida el veterano Nacho López que quiso compensar su ausencia de la carrera recordando los muchos méritos que acumula, parece el abuelo Cebolleta, entre los que resaltó el episodio en que llamó a Joaquín por teléfono, "que está lesionado" (sic). Seguimos aun hoy investigando qué misterio iniciático esconden sus palabras para que descolgar el teléfono y llamar a un lisiado sea tenido como un mérito deportivo. No hemos de obviar de la crónica que Nacho hizo un comentario entre dientes: "Yo quise correr, pero Javier no me dejó". También buscamos sin éxito al tal Javier que no le dejó correr, porque Carral no sabía de qué le hablaban. Con el fin de romper el protocolo y la frialdad del acto contó por enésima vez el episodio vergonzoso de los 10 metros que corrieron David y Santi, agarrados como dos subnormales, dándose de cabezazos. -Fue buenísimo. Qué risa. Casi me atraganto- repetía el felón mientras atacaba la pata de un bogavante.

Marcos quiso donar el trofeo a la Asociación de Veteranos Baobabs, siendo declinado por el Presidente, que le invitó, ya que quería hacer un acto altruista, a hacerse cargo de la factura de la comida con cargo al premio en metálico. Esta vez quien declinó fue Marcos.

Al final, lo de siempre, café, copa, pitillo y para casa.


El dia 15 de mayo no se quiten el sayo, que toca la Media Maratón de La Coruña.



Buenos días.


viernes, 21 de enero de 2011

Asamblea 2010



Santiago Luaces
nuevo Presidente Baobab



La Asamblea Anual Baobab se celebró en el local acostumbrado.





En esta ocasión la dirección del local se esmeró y reservó para tal evento a los altos dignatarios Baobabs una mesa a la altura de las circunstancias, en un sótano junto a un cumpleaños de nosecuantos niños que, bendito Herodes, llenaron el ambiente de alegría, mocos y berridos.

En un acto colectivo de generosidad la asamblea atendió las innumerables peticiones de sir David Wornham (lease Deivi Grijander) de incorporarse como socio de número. Le apadrinó el socio López-Rúa que enumeró tres cualidades humanas del liverpulense que le hacían acreedor al carné: tener barco de 12 metros, apartamento en la playa y local para tomar cervezas. En su discurso de entrada David demostró su humanidad poniendo a disposición de los socios sus tres cualidades.

Se aprovechó el segundo punto del orden día para poner en práctica la principal afición de los socios: sacar bolas negras. Ante la demanda tan amplia se decidió hacer una general y dar de baja a todos los ausentes a la asamblea, con un par de excepciones.

Tocaba elección de Presidente. El principal candidato y vigente Presidente, Fernando, ausente, acreditaba como mérito el vaciado de varios barriles de cerveza en el Pato Mareado durante su mandato y avalaba su candidatura con la única propuesta que se le ocurrió en todo el año: patrocinar una carrera de Optimis entre los caballeros Baobabs por el puerto de La Coruña. Le faltó pedir que los participantes acudieran con traje de payaso. Habida cuenta que los baobabs son gente conocida, afortunadamente esta oferta cayó en el olvido, pero si lo que quería el presidente era cargase la reputación ,cada vez más cuestionada, de sus compañeros hubiera bastado con una carrera de sacos en el cantón Grande

Otro candidato, Santi, de gran tirón popular, hacía escasamente un mes que había hecho una convocatoria a todos los caballeros para organizar algún evento al calor de unas pintas. La reunión hubiera sido un éxito si hubiera acudido alguien. No acudió ni él. Todo un líder este Santiago.

Daniel, bajo su gorro de tractorista purgado en un gulag, prometía tímidamente actividades de surf si se le retornaba a la poltrona.

Ignoto, se pavoneaba de ser el eje social del club, negando su interés por la presidencia, que sólo admitiría si la masa social se lo pedía y que, sólo en ese supuesto, se enfrentaría con los problemas que realmente preocupaban a los baobabs.

Javier renunciaba generosamente a presentar su candidaturareconociendo encontrarse más cómodo maquinando en las cloacas de la asociación.

Y por último, Joaquín, quizás el socio más querido desde que paga las rondas, pero que está mejor ahí, cerca de la barra, que asumiendo otras responsabilidades de menor calado.

En primera vuelta todos los socios obtuvieron voto. ¿Todos? No. El irreductible, antisistema y bohemio Ignoto no recibió ni el suyo propio. Sin embargo encajó con señorío y deportividad el resultado: "Sois todos unos c...Impugno. Voy a hundiros"



Y en segunda vuelta ganó Santi. Santiago es un hombre de perfil económico y formación bancaria que, muy emocionado, anticipó que sus primeras medidas serían quedarse con la propina del camarero y ponerse sueldo.

video

En la animada tertulia posterior los socios, ya más relajados, confraternizaron alegremente en un sano ambiente de camaradería.






Daniel, al que ya se le conoce en la playa como "el surfista de Minsk", declaró que estaba muy contento porque al club le interesaba tener un presidente títere. Mientras tanto, Javier ya empezaba a conspirar contra el nuevo líder, al que, por otra parte, acababa de colocar con sus turbios manejos. Ignacio exigía explicaciones a todos lo concurrentes y Joaquín pedía la nota.

David, gran hispanista y amante de nuestra cultura, atendía silencioso a doble carrillo su ración de lechazo asado. No es tonto el nuevo socio.

Desde estas páginas deseamos al nuevo presidente mucha suerte en su nueva andadura. Y hablando de andadura, a ver lo que dura...

Poco más que contar, salvo que viene la San Silvestre y que Luaces prepara un viajecito con su hermano a Irán. Irán o no irán. Les informaremos puntualmente.


Buenos días.

martes, 18 de enero de 2011

Los Baobabs abren la Muralla



Con un extraordinario ambiente festivo, el 19 de diciembre de 2010 fue recibida la selección de corredores Baobab por la ciudad que pasa por tener la muralla china mejor conservada de la capital lucense.


En esta ocasión las bajas eran notables, lo cual no fue óbice para que tomaran la salida los tres hombres quizás más en forma del panorama Baobab: Javier, Nacho y Santi.


Daniel, otrora hombre recio, duro y melenudo, declinó participar en la carrera acusado de un horroroso catarrito que sin lugar a dudas habría tumbado a cualquier perrito faldero. Sin embargo, ataviado con una gorra de tractorista siberiano, fue uno de los espectadores que más contribuyó a darle vistosidad a la carrera. Dani es un hombre de una madera especial. Pertenece a esa casta de valientes que cuando se constipa es capaz de aguantar hasta cuatro horas en el ambulatorio para conseguir un volante. Otra cosa no, pero sin volante no queda.


Como contrapunto señalemos que ninguno de los tres Baobabs que tomaron la salida estaban precisamente pletóricos: Nacho salía con una terrible indigestión de espaguetis, Javier padecía una aparatosa poliomelitis malamente disimulada por sus pantis "pata de gallina"; y Santiago Luaces se sobreponía a la dolorosa noticia de que iba a celebrar la nochebuena en casa de su suegra (nuevamente resulta ocioso recordar la total prohibición de distribuir esta crónica más allá de la familia Baobab).


Antes de los primeros estiramientos un rumor extendido en las vísperas entre la masa de corredores tomaba cuerpo: David Wornham iba a tomar la salida. El conocido atleta del Reino Unido se abrió paso entre la masa que le había reconocido para saludar a los Baobabs. Nacho y él se estrecharon las manos con cierta desconfianza y recelo, pero con nobleza. David es de la quinta de los Owett, Cram, Coe y otra serie de gacelas. Hay que recordar que el record personal de Nacho en los 400 m. estaba sólo a 2 minutos del de Coe, en otro tiempo su gran rival. Las ironías de la vida: la gloria a tan sólo dos minutos. Resulta curioso que a pesar de la rivalidad existente entre ambos atletas nunca coincidieran en la misma prueba.


Durante el aperitivo previo al comienzo de la carrera en el bar acostumbrado se notaba cierto nerviosismo.




Los Baobabs se miraban unos a otros trémulos de que asomaran sus peores miedos y temores: Ya habían corrido dos rondas y nadie hacía amago de pagar. Unos porque, como es habitual, no llevaban ni bellotas en los bolsillos; y otros porque se habían olvidado de dejar la cartera en el coche, lo cierto es que el ambiente podía cortarse con un cuchillo de untar sobrasada. Hasta que Joaquín, señor de los pies a la cabeza, rompió el fuego pagando la cuenta. Joaquín, gran psicólogo y conocedor de la tropa, sabía que hacerse cargo de la factura era la mejor manera de relajar a sus corredores, que ya podrían disfrutar tranquilamente del vinito.


Vayamos a la carrera.


¿Habíamos comentado la indigestión de espaguetis de Nacho? Pues no debió ser lo suficientemente fuerte la salsa boloñesa para evitar que el bueno de Nacho fuera esta vez EL PRIMERO.


Efectivamente, Nacho Ignoto López fue el PRIMER CORREDOR en abandonar la carrera, exactamente en el kilómetro 3,300. Su alegre zancada y charla dicharachera se evaporaron en la primera cuesta ante la mirada desaprobadora de Joaquín Pagafantas y Dani y su catarrito.

En un gesto de generosidad comparable a cuando cedió a los porteadores africanos su equipaje hasta la cumbre del Kilimanjaro, Javier asumió la responsabilidad de organizar la popa de la carrera, para lo cual tuvo que entregarse a fondo, llegando incluso a superar a una señora que venía de comprar unas cariocas en el Carrefour. Con su peculiar estilo (es de los pocos atletas que arrastra los pies al correr) se granjeó pronto la admiración y el cariño de los utilleros que recogían el tenderete cuando cruzó por donde hacía unas horas había estado la línea de meta.


Ignoto liderando los abandonos, Javier dando estopa por detrás, fue Luaces el responsable de pelear hasta el último metro por los metales. Y prácticamente tuvo uno en la mano hasta que le fue escamoteado en los últimos metros de la prueba. Los primeros cinco km. los corrió a la sombra de David, que se mostró como una excelente liebre.




El trabajo del albión le sirvió a Santiago para meterse con astucia en el corte bueno, al que no había sido invitado por los atletas profesionales de la carrera entre los que cundió el pánico al ver que entre el puñado de escapados había un Baobab. Sin embargo, un monumental error de estrategia le dejó con la miel en los labios: nunca debió comprarse aquellas zapatillas tan baratas del 41 en la feria de Paiosaco, cuando él calza realmente un 43.



Su proverbial tacañería le jugó una mala pasada: sus juanetes, hartos de aquella cárcel, dijeron basta en los metros postreros desplazándole a un muy meritorio puesto 953, muy cerquita, repito, pero fuera de las medallas.


David, fresco como una lechuga le secundaba seguro ya de que se llevaba uno de los trofeos gordos, a saber: "Premio al primer corredor británico nacido en 1961 residente en La Coruña" (les faltó poner con 2 dioptrías en el ojo derecho).



Un agradecimiento muy especial a Joaquín, responsable de facturación y transporte humano, sin el que estos éxitos no habrían sido posibles.




Su veteranía al volante no puede ser cuestionada por el hecho de que se le calara el coche, se pasara de la salida de la autovía, se perdiera por Lugo (sólo hay que seguir la muralla china), aparcara en la única calle no asfaltada y con orines de la ciudad y volviera a perderse nuevamente en Rábade (Increíble, tratándose de un pueblo de cincuenta casas). Muy al contrario su prestigio crecía a medida que se hacía cargo de las rondas de vinos posteriores a la carrera.


Una gran jornada Baobab celebrada con alegría y muchas promesas por todos los miembros, entre las que destacamos la de Ignoto de correr tres maratones este año. "Correr igual a salir", como dijo Heidegger.





Buenos días.


miércoles, 20 de octubre de 2010

Un año no es nada...


Pareceme que fue ayer cuando tecleaba ágilmente la última crónica Baobab con mi dedo índice derecho, y ya ha pasado más de medio año. Unos meses, éstos, en que los socios de uno de los clubs más laureados del panorama deportivo gallego no se han mostrado perezosos, vicio éste que reservan para su horario laboral. Muy al contrario su participación en diversos acontecimientos deportivos y sociales hacen está crónica, si cabe, más sabrosa.


Vig Bay 2010


Empezaremos la reseña con la Vigbay 2010, celebrada en mayo. Los Baobabs esperaban que la organización de dicha carrera subiera un peldaño más, pero no lo hizo, manteniendo su recorrido facilón habitual de 21 km. y 35 º a la sombra. La poca dureza de la prueba desanimó al equipo Baobab, decidiendo la presidencia enviar en representación a Daniel, el cual completó el recorrido en un tiempo en torno a la hora y media. Daniel: Por respeto al distintivo rojo que adorna tu solapa como Cofrade Mayor de la Orden de Caballeros Baobab (Asamblea 2008) sólo te voy a propinar un pequeño tirón de orejas, pero como comentó el socio Nacho mientras trasegaba una Spaten: "Ese tiempo lo hago yo a la pata coja".



Mar Musa


Por esas fechas Santi ya aterrizaba en el aeropuerto de Damasco, para, entre otras proezas, culminar la primera subida nocturna al monasterio de Mar Musa.




La pernoctación se dispuso en una cueva de la montaña, en la que el único equipamiento de que dispuso nuestro aventurero fue un fresco pijama de verano y unos calcetines de ejecutivo.




Su sherpa habitual, José Luaces, hombre recio, se protegía de las incomodidades de la noche con unos abrigosos calzoncillos marianos con sólo cuatro días de uso. Y hablando de marianos, éste es el nombre del tercer héroe que dejó su nombre para los anales, el vallisoletano Mariano Vázquez de Prada, cuyo estoicismo en el gasto y habilidad en el regateo dejó absolutamente asombrados a los comerciantes de los zocos damascenos. Como comentó un veterano comerciante de Alepo después de venderle una Barbie Siete Velos: " El isbaniol me dejado más tieso que la mojama"



Descubrimiento de Petra: El destino caprichoso quiso unir el nombre de Santi Luaces al de este yacimiento arqueológico cuando ya a la tierna edad de seis años entraba en su casa una asistenta que compartía su nombre con el del secular hogar de los nabateos: Petra. ¿Se puede calificar este hecho como una prematura señal o fue pura casualidad? Los expertos no se ponen de acuerdo. En lo que sí coinciden es en señalar a Santiago como el primer Baobab en hollar aquellos lugares, hecho este que ayudará sin dudas al mejor conocimiento de Petra por la humanidad. Bañito en el Mar Muerto y a otra cosa mariposa.


El Elegido




Roma, 01.30h zulú time. Una expedición Baobab que había acudido atendiendo a una invitación de la Embajada cerca de la Santa Sede comparte un plato de boquerones a la vinagreta en la terraza mientras al otro lado de la Piazza España un grupo de simpáticas gaviotas se entretenía jovialmente disparando palominos aquí y allá. La tertulia había derivado en una alegre conversación sobre el fundamentalismo existencial de los antiguos esenios en el tomismo postconciliar. Repentinamente el silencio se adueñó del plato de boquerones: a escasos metros uno de los pajarracos, separándose de su cuadrilla, se lanzaba en picado hacia la zona de terraza de que disfrutaban. El cuerpo a tierra hubiera sido unánime si no fuera porque Nacho Ignoto López estaba absorto en profundos pensamientos acerca de con qué repertorio de canciones iba a deleitar a sus invitados en su cercano cumpleaños. Así, con los Baobabs debajo de la mesa y López con espuma de cerveza en el bigote, la gaviota enviaba su mensaje en forma de deyección alcanzando en el pectoral a nuestro distraído compañero. Parece casualidad que entre los miles de seres humanos que ocupaban la terraza de la Embajada y sus aledaños, aquel tierno pajarillo se acercara al grupo Baobab y parece casualidad que de entre ellos eligiera a uno de nuestros miembros más relevantes, concretamente al más vinculado con las tradiciones trasalpinas (recordemos la afición de López por los espaguetis boloñesa en el desayuno). Todo puede ser casualidad, pero un Baobab, acostumbrado a forjar su propio destino, no cree en las casualidades. Obviamente estos hechos sólo pueden ser interpretados desde una óptica extrasensorial. A día de hoy, la directiva Baobab tiene claro que Nacho Ignoto López ha sido elegido. Es el Elegido. Aunque todavía no se sabe para qué. ¿Puede ser una señal de quién va a ser el próximo presidente Baobab? De momento estamos a la espera de acontecimientos, la mancha de la chaqueta no sale y ya hace compañía a su camiseta manchada de salsa de espaguetis. El afectado, muy conmocionado, actualmente descansa en su residencia coruñesa su protagonismo no deseado con la sola compañía de su vieja Estatocaste.

50 años

Mes de julio. Hace cincuenta años dos distinguidos caballeros Baobab fueron alumbrados al terráqueo orbe: Nacho y Joaquín. Parece que fue ayer cuando Nacho y Joaquín peinaban hacia sotavento su entonces frondosa melena. Ellos mismos se encargaron de organizar su propia fiesta sorpresa, conjuntamente con sus coetáneos Menquis y Conde. Como siempre que se trata de gañote, el evento fue un auténtico éxito. Música, baile, comida y bebida por doquier hacían las delicias de todos los invitados, entre los que la elegancia de los varones competía con la belleza de las damas. Si bien se echó de menos el vistoso uniforme de gala Baobab en algún caballero, a saber: calzón paquetero corto de color negro con franjas laterales de almirante de la Armada Eslovaca y camiseta elástica blanca a doble sobaco ventilado luciendo como escudo la silueta de un Baobab (un árbol, para el que no lo sepa).


Uno de los momentos más emotivos de la fiesta fue el inesperado concierto de guitarra con que Nacho, a petición propia, regaló a los asistentes, Estatocaste en bandolera. Previamente y con habilidad ordenó el traslado de los canapés de jamón y las bebidas espirituosas a una zona cercana a la orquesta, con lo que se garantizaba la concurrencia. Una vez que los invitados se cuadraban a dos carrillos en la zona afectada arrancó Nacho el concierto en modalidad canción melódica causando la admiración y estupefacción del público:


-Pero, ¿qué hace este hombre?
-Está cantando en inglés
-Yo creo que no, que es español.
-A mí me parece una muñeira.
-Yo me las piro
-Y yo, y yo...


Desde este medio agradecemos la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad de la fiesta que evitaron varios intentos de fuga desesperada, más bien estampidas, garantizando el aforo frente a los intentos de boicot de algunas docenas de insensibles a la buena música. Un momento muy especial fue cuando Nacho dejó de aporrear la guitarra para acodarse mimosamente sobre ella al estilo "cow boy", entonando algo parecido a una letanía. Lo más llamativo fue que a pesar de no estar tocando la guitarra, esta seguía sonando, con lo que los invitados se olieron lo que ya parecía evidente.



Acabado el número, un emocionado Nacho le hizo hueco a Julio López, gran periodista y hombre de mucho mérito que ha sabido superar con determinación el drama de saber desde niño que Nacho era su hermano. Probablemente obligado, Julio extrajo de su bolsillo un objeto infinito a modo de gigantesco estoque que hizo en primera instancia pensar a los asistentes que se trataba de un número de prestidigitación. A los pocos segundos la gente alarmada verificaba que el objeto realmente era una flautilla de esas que se tocan de lado, desplazándose con sus copas a zonas más tranquilas y dejando sólo al concentrado flautista con su, nunca mejor dicho, sólo de flauta.



Posteriormente, ya más relajados todos, Nacho asaltaba a distintos grupos:



-¿Qué tal, qué tal me visteis?
-Muy bien. He oído pocas muñeiras tan bien ejecutadas.
-Lo mejor fue el final...
-Se acabó el jamón, Nacho.



Pero cuando la fiesta parecía llegar a su fin... vino lo mejor: discoteca. Daba mucho gusto ver a todos los cincuentones mover el esqueleto, cada cual a su manera: El baile tipo zombie alternaba con el mejor estilo yeyé mientras algunos no tan jóvenes se lanzaban a un epiléptico foxtrot requebrando a sus parejas enfrascadas en algo que definiremos generosamente como "estilo libre". Como consecuencia de ello los servicios sanitarios tuvieron que emplearse para atender diversas lesiones, entre las que abundaban el esguince de tobillo, el torcimiento de rodilla y, en menor medida, el descoyuntamiento de cadera.

Felicidades y gracias a Nacho, Joaquín, Menquis y Conde

Travesía del Dique


Exitazo Baobab. Hermosa manera de Daniel de lavar otras oscuras actuaciones (p. ej. Vigbay 2010) con un segundo puesto en la Travesía del Dique de Abrigo, poniendo la guinda a una ejemplar labor de equipo.



Este gigantesco éxito le trae a la débil memoria del cronista su primera travesía del estrecho de Gibraltar... "Recuerdo que partí al alba, con fuerte viento de poniente. El mar encrespado reflejaba los grises plúmbeos de un cielo amenazante. Yo era joven y fuerte, con lo que llegué a tierras africanas sin esfuerzo y bastante fresco...". Pero no quiero comparar ambas hazañas, las dos de gran mérito, pero distintas. En mi modesto beneficio resaltar que la distancia que en aquel reto recorrí fue sensiblemente mayor que la del dique de abrigo nadado por Daniel, y en favor de Daniel hay que decir que yo la hice a bordo del ferry Virgen del Rocío y Daniel a bordo de su traje de baño Speedo.
Pero Daniel, acostumbrado a dar una de cal y otra de arena, ensombreció su actuación. Por supuesto esta información que el cronista va a revelar no debe salir del íntimo círculo Baobab, pero ha de servirle de toque de atención, y es la que sigue: Resulta que un día que el cronista se acercó a determinada piscina coruñesa a pegarse un chapuzón y ejercitar sus músculos michelines detectó a Daniel entrenándose a natación. El cronista, enmascarado con gafas de bucear y embutido en un ridículo gorro de baño que le quedaba pequeño pudo observar sin ser reconocido cómo Daniel recorría el largo de la piscina incontables veces, sin descanso ni pausa. Debía llevar más de dos kilómetros cuando el cronista se fue a los vestuarios. NO DANIEL, NO. Ese no es el camino. Entrenando... así cualquiera. ! Vamos hombre ¡. Cualquiera de nosotros podría hacer como tú, lo fácil: me meto cuatro kilómetros nadando todos los días y luego a coger medallitas. Hay que tener la cara como el amianto. No Daniel. En el deporte de alta competición no hay atajos. Has elegido el camino fácil, el del entrenamiento, pero piensa que sin sacrificio no hay éxito completo. Hemos obviado esta anécdota en las tertulias que hacemos saboreando unas pintas de cerveza para reservar la reconvención a la crónica. Sirva ésta, pues, de llamada de atención, y califiquemos tu actuación de pequeña gamberrada de un picaruelo que sólo quería deslumbrar por la vía fácil. Venga..., ya está olvidado, Daniel, y piensa en ejemplos que no tienes lejanos. Ahí está Fernando, nuestro Presidente, nunca entrenó tan poco y nunca se ha visto tan en forma. Y qué me dices de Joaquín, que no sólo no ha entrenado en su vida, sino que tampoco ha competido.


Patrón de Yate

Hay dudas de si en Filipinas se ha producido otro caso semejante, pero hasta su confirmación podemos decir, no sin orgullo y con la cabeza bien alta, que Nacho Ignoto López es el primer y único ser humano del orbe terráqueo que obtiene antes el título de patrón de yate que el carnet de conducir. Cuando embarcó por primera vez nadie apostaba una perra por este, entonces, grumetillo de tres al cuarto. Sin embargo la maestría que alcanzó en preparar bocadillos para los tripulantes que realmente sabían navegar auguraba una larga carrera en el mundo de la vela. Y ahí le tenemos ahora, compartiendo honores con los Churruca, Gravina, Lezo... Ahora sólo le falta aprender a mear por sotavento.


Ya me le imagino con su frondosa melena al viento y su tronante voz: "¡Enrejad los mofletillos, achicad la jarcia.! ¡Vosotros, zánganos, cazad el mostolete u os colgaré de los arenques de la verga del barrigón" (aunque sea por teléfono...).


No podemos cerrar este capítulo sin hacer mención al valor y temeridad demostrados por Joaquín al embarcarse con Ignoto en una travesía de varios días que les llevó por las rías bajas. Su arrojo tuvo inmediata recompensa heredando la responsabilidad de la fabricación de los bocadillos de mortadela a bordo. Hombre campechano este Joaquín que también sabe quitarse la chaqueta príncipe de Gales y el pañuelo de seda cuando de hacer bocadillos se trata.




Un orgullo.


Malagüi


Nuestro buen amigo y mejor socio Javier ha estado en Malawi. Lamentablemente el día que tenía que pagarse una comida para que alguien le escuchara su relato (las fotos de su web http://www.loslugareshablan.com/ no nos aportan nada) hizo mutis por el foro, dejando al cronista plantado y con más hambre que Kira, la leona del Serengueti. Por todo ello, y a la espera de que nuestro tacaño explorador se retrate, sólo podemos adelantar de este noble pueblo malagüeño que les gusta mucho el pescaito frito y que cecean bastante al hablar, lo cual habrá supuesto para Javier una dificultad más en su penetración en la cultura local.

Sin embargo, este socio, que no deja de sorprendernos (de hecho es nuestro estandarte en el séptimo arte) protagoniza la última película del afamado director Jo Lin, de la cual adjuntamos el trailer.


www.youtube.com/watch?v=ppgsvgHYA3M

Un éxito.

Coruña 10

Coruña 10-Baobabs 1. Así podríamos resumir el resultado de la carrera celebrada el último fin de semana en la ciudad herculina, pues sólo uno fue el atleta Baobab presente en la prueba: nuestro siempre eficaz Nachete. Por cierto, Nachete, decirte que exactamente ayer y con una cerveza en la mano un reconocible Baobab, al que no quiero identificar por respeto al anonimato y del que sólo diré que se acaba de sacar el título de patrón de yate, juraba, sin mala intención, pero con maliciosa sonrisa, que una vez te teñiste las canas de rubio. Buen momento para pedir explicaciones.




MMCXXXVVII Congreso Baobab


Se aproxima, y nuevamente lo haremos coincidir con la carrera de la Gran Muralla de Lugo, evento que homenajea uno de los últimos testimonios de la presencia de los chinos en Galicia. Recomendamos entrenamiento y preparación pues, salvo el Presidente, nadie que no la corra podrá asistir al congreso. Se os recuerda que durante el congreso se servirá un frugal tentempié. Los que no tomen lechazo podrán sustituirlo por una chuletita de 1,5 kg. Los que quieran las dos cosas tiene que avisarlo antes de sentarse.





Buenos días.


martes, 22 de diciembre de 2009

El Rapsoda Ignoto (III)


Baobabs, yo no me vendo
ni sé cambiarme de bando
pues soy de corazón recio
aunque de estómago blando.
Si queréis llamarme necio
que yo os seguiré ignorando.
Baobabs, no tengo precio
ignoto, ignacio y no ignecio
la verdad estoy contando.

Si mi corazón es músculo
se podrá pesar en báscula
y ayer antes del crepúsculo
adquirió un peso minúsculo
testigo de la conjura
que relato en este opúsculo.

Inicio ya en esta estrofa
relato de la impostura

urdida por caballeros
Baobabs de baja estofa
que entre morapio y corderos
se portaron cual piratas,
corsarios, filibusteros.

Lucus Augusti el lugar
en principio una carrera
frío intenso, unas murallas
uno nuevo, un tal Ramón,
el de pucela con mallas
preludio de una traición
y de un pijama de rayas
cuya conclusión postrera
algún día ha de llegar.

Don Fernando y Don Joaquín
lucían muy abrigados
por los fríos
elegantes atavíos
y ha de ser
por menester
no resultar atildados,
eso es más de Don Javier
pues de pernera y de talle
a la hora de vestir
cuida el mínimo detalle
tanto si está en su morada
como si sale a la calle.

Y es que así, de aquesta guisa
epilogada la atlética
tornan su ropa estrambótica
conservadora energética
como lo es la malla gótica
por otra más llevadera
lucen corbata y camisa
y no prendas de carrera.

Ya están los siete más uno
situación irregular
que el de pucela, el muy cuco,
se encarga de provocar
de aquí una unánime queja
de ya, varios, Baobabs:
"No se puede traer nuevos
a la hora de votar,

sólo entrarán a los postres
o a la hora de pagar".

El ara de sacrificio
una mesa.
Sentado en el frontispicio
el Presidente.
Traen el cordero caliente
desmembrado
un estropicio.
Presidente preocupado
raro ambiente.
Sabe que su cargo en puertas
está muy cerca del quicio
algo saliente.

Se me revuelven las vísceras
las circunstancias son ásperas
como la piel de los nísperos.
Los traidores con sus máscaras
zumban avispas de avísperos
porque ya estamos en vísperas
de prender pira con fósforos
y de que los fuegos prósperos
dejen Presidente en cáscaras.

Se eligen los candidatos
Daniel Nomdedeu repite.
Don Fernando es el tapado
que por el puesto compite
poniendo un gesto asombrado
pues lo habían nominado
no estando por el envite

Ya se vota.
El de Pucela: Fernando!!.
Uno cero.
Fernando!!, vota Joaquín.
Don Ramón, miembro postrero
que no miembro de postín,
como en el club está entrando
se le prohibe estar votando.
Fernando dice: Daniel!!
(el cual sabe a esas alturas
que algunos van a por él).
Nomdedeu!!, proclama Ignacio.
Dos a dos
se va despacio.
Alonso: por la mayoría!!.
Gran dislate
voto nulo
pues dos a dos es empate
y si cuenta con el culo
comete tal disparate.
"El voto ha de repitir"
Ignacio ordena flemático.
Fernando!!, Alonso decide
(no el piloto)
por tres a dos ya va el voto.
Fernando!!, vota Carral.
Daniel que es un caballero
ya vislumbrado el final
de su destino fatal
y con el ánimo roto
se retrata con Fernando
cediéndole el cargo en la foto.

Discurso del Presidente
recientemente elegido
y escuchado por Daniel
algo cariacontecido.

"Quiero decir...., es decir....
por tanto y por consiguiente....
y qué en el sentido dé
quiero decir .... Presidente....
en el sentido de serlo
pues claro..., efectivamente"
.

Y por tanto ésta es la historia
de una traición planeada
y urdida por Don Javier,
que ha logrado su victoria
y dejando en la memoria
al Presidente de ayer.

Más mi honor al ser mayúsculo
me convierte en socio díscolo
testigo de una conjura
con fecha en el calendario.
De lejos seré un corpúsculo
pues correré solitario
perdido en la lontananza
triste, lejano y minúsculo
confundido en la negrura
que cae después del crepúsculo.




lunes, 21 de diciembre de 2009

Asamblea 2009






Relevo en la Presidencia: Fernando Miguez nuevo Presidente Baobab




En un sano clima de concordia y amistad se celebró el pasado 20 de diciembre la Segunda Asamblea Baobab.





Javier y Daniel fueron separados antes de que llegaran a las manos mientras que, en un alarde de tolerancia, Nacho tildaba de paleto a Santi Luaces por su indumentaria, a la vez que este le devolvía las flores en forma de Judas Iscalópez. Mientras, con talante navideño, Joaquín acusaba de apropiación indebida a nuestro tesorero, Nachete, quien se defendía con el pobre argumento de que el tesorero de un club en el que los socios no han puesto un euro en todo el año malamente puede apropiarse de nada salvo de las telas de araña. Desde su cabecera Fernado, ya en campaña encubierta, proponía no subir las cuotas, salvo a los nuevos socios sin derecho a voto, y Ramón Muiño, que en breves minutos pasaría a ser nuevo caballero Baobab, sonreía cándidamente y feliz por encontrarse en un ambiente tan agradable y amistoso.



Al final triunfó la amistad y el señorío y todos los socios guardaron un silencio sepulcral coincidiendo con la llegada de dos fuentes de lechazo de Burgos. Durante unos minutos la navidad se enseñoreó de toda la asamblea y no se escuchó ni un sólo insulto ni reproche.



Con los postres se dio lectura al orden del día, previo discurso del todavía Presidente (no adelantemos acontecimientos):




"Ha sido un año... ZZZZZ... los hechos que ha puesto en valor esta presidencia... NNGRGRGR... sin desdoro de anteriores presidentes... FIUUUU".


Finalizado el interesante discurso y despertados todos los socios por un camarero que se parecía a Torrebruno





... se pasó al siguiente punto:


Bajas: Fueron propuestos varios nombres, pero ante la posibilidad de que haya alguna derrama, se pospuso esta decisión a fechas posteriores a la misma.


Nuevas Incorporaciones: D. Santiago propuso como nuevo socio a D. Ramón Muiño, de cuyos incontables méritos subrayó el récord de golpes en el Campo de Golf del Hércules de Larín (165 golpes en 18 hoyos); la gran carrera realizada en Lugo (54 minutos) y el de ser el único presente que haya vivido un avistamiento de ballenas (sin contar la familia política).



Bienvenido.


Presidencia. Puesta del cargo de la presidencia a disposición de la asamblea, no dimisión, como quiso recalcar Daniel. La asamblea agradeció la generosidad de Daniel y por mediación del Sr. Carral se propuso el anticipo de las elecciones para esta misma asamblea. Se presentaron dos candidaturas: Una voluntaria, la del Presidente saliente, y otra un poco más forzada, la de D. Fernando, que al enterarse de su nominación casi se le indigesta el lechazo de la alegría que se llevó.



Por amplia mayoría se eligió a D. Fernando Presidente del Baobabs Royal Club hasta que la asamblea decida lo contrario. Se recuerda que el cargo no es renunciable. Sus primeras palabras demuestran ya lo inteligente de la elección:


video


(El que fuma no es Nacho)



Un simpática circunstancia se produjo en esos momentos protagonizada por Nacho, el cual después de no haberle votado para presidir el Club, estuvo el resto de la asamblea comiéndole la oreja al nuevo presidente, intitulandose como valido suyo.




Surgió una nueva tangana en que alguien le recordó al sr. López que todavía nos debe el Decálogo Fundacional del Club. Comoquiera que Nacho amenazó con amenizarnos la tarde con su ukelele fabricado en la Polinesia (no en Arizona, donde la industria del ukelele está cobrando mucho valor), Santiago decidió romper la línea de la reunión con una ingenua pregunta transgresora:


"Por cierto, el símbolo de los Baobab qué es, ¿una palmera o algo así?"


Santi consiguió los efectos deseados, aun a costa de parecer un auténtico ignorante de la flora africana. Este momento fue aprovechado por distintos socios dispuestos a tirarse el moco de la última vez que se subieron de niños a un Baobab, de su explotación como madera buenísima para hacer churrascos o de los zuecos que se hicieron con un trozo de baobab.


Se propuso por el nuevo Presidente como siguiente reto la Vig-Bay, donde aún resuenan los ecos de pretéritos triunfos Baobab, mientras que algunos miembros procedían, en un clima de paz y armonía, a separar a Santiago de Joaquín, que previamente había calificado a aquel de ignorante supino.


Y en este clima festivo finiquitó la Asamblea Baobab 2009 disolviéndose sus elementos cada uno a su casa.


Lamentablemente no hubo mucho tiempo para homenajear a Daniel por la maratón de Estocolmo, en la que empleó 3 horas y cuarenta minutos en el mes de mayo, pero claro, el Baobabs Royal Club no puede detenerse en todos y cada uno de las actividades menores de sus socios.


Está bien hacerse la maratón de Estocolmo, querido Daniel, pero es que es sólo eso, una maratón.





Buenos días.


PD: Si bien es cierto que la maratón de Estocolmo se corre sobre una distancia de sólo 42.1 km. (no se puede comparar con, por ejemplo, un Kilimanjaro, un Sinaí o un descenso al volcán con agujero de las Azores) debemos valorar los esfuerzos de nuestro ya ex-Presidente. Por ese motivo, incorporamos a esta crónica no sólo estas líneas como reconocimiento sino, a falta de otro documento gráfico, el podium que coronó dicha prueba:






Lugo Monumental 09





La Lugo Monumental se rinde ante nuestro Hombre Record


En torno a 1.500 deportistas de toda España y Africa se reunieron el pasado día 20 para homenajear a nuestro Baobab Nacho López en la VIII carrera Lugo Monumental. Fue en el emotivo momento previo a la salida donde todos los participantes se reunieron en torno a Nacho para darle su calor y felicitación por alcanzar, con ésta, su V participación consecutiva en dicha carrera, convirtiendose en corredor decano de la misma.



Desde aquí el aplauso del colectivo Baobab.


Lugo Monumental 2005

Lugo Monumental 2006


Lugo Monumental 2007

Lugo Monumental 2008

Lugo Monumental 2009



Pero vayamos ya a la carrera:

En la fase de calentamiento, necesaria cuando se corre a -5 º C., los Baobabs optaron por unos estiramientos tradicionales con ingesta de carbohidratos de alto contenido proteínico de gama baja.


Nacho, muy comprometido con su gran día, decidió incorporar al menú algún componente etílico que diera continuidad a la dieta que había iniciado la noche anterior en la que vació la bodega de Javier y se metió entre pecho y espalda una copa de aguardiente que le entonó el cuerpo y le dejó el aliento como al delantero centro del Botafogo.

Homenaje al Sr. López... y se lanza la carrera. El hasta ese momento Presidente, Daniel, recurre a la vieja táctica Baobab de colocar representantes en todos los grupos del pelotón. Así, Marcos se lanza pegado, muy moro él, al dorsal de la Srta. Mac Dermott (un cariñoso saludo al personal de la serie Hotel en estas fechas tan señaladas), el propio Daniel encabeza el grupo de los 45 minutos, colocando a Nacho Alonso en el liderazgo del siguiente grupeto.


... mientras tanto, Santi impone su autoridad en el entorno de los 50 minutos.



El proyecto de nuevo socio Ramón Muiño se encarga de los destrozos ocasionados por los fuertes tirones de Santiago y el viejo lobo de piscina, Nacho, se encarga de la cola del pelotón, esta vez muy mermada por la gripe A ,que se llevó a casi todos los reservistas de la guerra de Cuba y a gran parte de las "miembras" de la Asociación de Amas de Casa Jubiladas Agustina de Aragón.


Así pues, con un líder en cada grupo se llega a meta culminando con éxito esta memorable carrera.

Especial mención merece las dramáticas escenas que se vivieron a cola de pelotón y de las que tenemos conocimiento por la narración directa del propio Nacho:


"Fue horroroso a la vez que hermoso. Escenas dantescas con gente sangrando por la nariz, tipo Berlusconi, casi todos desfalleciendo colgados unos de otros, mutilados, el del puesto de castañas adelantandonos para repartir castañas asadas entre los más perjudicados y ese olor...la gente se quejaba de un apestoso olor a aguardiente barato que nos acompañó durante toda la carrera (Yo, sin embargo no lo percibí. De mí no saldría pues la copa de aguardiente que tomé era de calidad. Es el que se usa para fabricar Anís del Mono)"


Estas son las cosas que todavía nos hacen creer en el ser humano.

Al acabar la prueba nuevamente se arremolinó todo el mundo en torno al grupo Baobab para festejar la fiesta, aunque al reaparecer la peste del aguardiente la multitud se disolvió a la carrera.


Nuestro hasta ese momento presidente Daniel, pronunció unas breves palabras en las que, desviandose del sentimentalismo barato, resaltó las diferencias técnicas más importantes entre la natación, deporte al que se ha entregado con fruición, y las carreras pedestres "La principal diferencia -apuntó- es que la natación se practica tumbado, esto es horizontal, y la carrera es de pie, o sea, vertical". Y se quedó tan ancho. En cualquier caso no debió ver la llegada de Nacho, que prácticamente la hizo a cuatro patas.

Un par de vinitos...



...y a Rábade, a ducharse y a celebrar la asamblea anual. La presencia en la meta con gesto adusto y vestidos de góticos de Javier y de Joaquín presagiaba que la asamblea de este año se iba a antojar movidita.



Pero eso ya es harina de otro costal.



Buenos días.